Su bolsillo

¿Quiere pagar menos en la factura del agua?, aquí le damos algunos consejos

En lugar de dejar el grifo abierto mientras te cepillas los dientes, llena un vaso con agua y usa eso para cepillarte.
Hay muchas formas de cuidar el agua y por ende el bolsillo para evitar que las facturas se vuelvan un terror. Este tema es de su interés.

El agua es un recurso vital para la vida en la Tierra, sin embargo, a medida que la población mundial aumenta y el cambio climático afecta la atmósfera, el agua se está volviendo cada vez más escasa. Es importante que todos hagamos nuestra parte para cuidar el agua y asegurar que siga siendo un recurso disponible para las generaciones futuras.

Una forma en que podemos cuidarla es reduciendo nuestro consumo. Esto puede incluir tomar duchas más cortas, reparar fugas de agua en nuestras casas y utilizar dispositivos de bajo consumo en nuestros hogares. También podemos reducir el consumo de agua al elegir plantas y jardines que requieren menos riego y al optar por prácticas agrícolas sostenibles que utilizan menos agua.

En muchos lugares del mundo, ya el agua es un recurso escaso.

Otra forma de cuidar el agua es evitar la contaminación. Esto puede incluir evitar el uso de productos químicos tóxicos en nuestros hogares y jardines, así como evitar la liberación de desechos tóxicos en cuerpos de agua cercanos. También podemos tomar medidas para reducir nuestra huella de carbono, ya que el cambio climático está afectando la disponibilidad de agua en todo el mundo.

Ahorra agua es cuestión de todos, aquí algunos consejos

Además de reducir nuestro propio consumo y evitar la contaminación, también podemos apoyar a organizaciones e iniciativas que trabajan para proteger el agua. Esto puede incluir donar a organizaciones que luchan contra la contaminación del agua, apoyar a comunidades locales que luchan por el acceso al agua limpia y apoyar a los esfuerzos de conservación de agua a nivel nacional e internacional.

Aquí le damos algunos consejos útiles para que pueda contribuir, ya que si todos hacemos nuestra parte, podemos asegurar que el agua siga siendo un recurso vital para la vida en la Tierra.

  1. Toma duchas cortas: Una ducha de 5 minutos puede ahorrar hasta 50 litros de agua en comparación con un baño.
  2. Repara las fugas: Un grifo con una fuga puede desperdiciar hasta 90 litros de agua al día. Asegúrate de reparar cualquier fuga lo antes posible.
  3. Utiliza dispositivos de bajo consumo: Instala dispositivos de bajo consumo en tu casa, como grifos y ahorradores de agua en el inodoro, para reducir el consumo de agua.
  4. Usa la lavadora y la lavavajillas solo cuando estén llenas: Esto te ayudará a reducir el consumo de agua al lavar la ropa y los platos.
  5. Utiliza un cubo para recolectar el agua de la lluvia: El agua de lluvia puede ser utilizada para regar tus plantas y jardines.
  6. Utiliza una manguera de aspersión: Una manguera de aspersión puede ahorrar hasta 90% de agua en comparación con el riego con una manguera tradicional.
  7. Usa un vaso para cepillarte los dientes: En lugar de dejar el grifo abierto mientras te cepillas los dientes, llena un vaso con agua y usa eso para cepillarte.
  8. Instala un dispositivo de ahorro de agua en tu inodoro: Un dispositivo de ahorro de agua puede reducir el consumo de agua de tu inodoro en un 30%.
Lea también  Todo está caro... ¿hay forma de ahorrar al momento de hacer mercado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quiere pagar menos en la factura del agua?, aquí le damos algunos consejos

compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on linkedin

¿Quiere pagar menos en la factura del agua?, aquí le damos algunos consejos